lunes, 3 de agosto de 2009

María Antonieta:

Sigo el trabajo de Sofía Coppola desde que vi Las vírgenes suicidas. María Antonieta llegó a las salas de cine del país el año pasado y duró dos semanas en cartelera. Ahora, gracias a la piratería, puedo verla.
No sé mucho de la historia de esta reina de Francia, pero sé de su importancia para la historia de ese país y de su revolución. María Antonieta viene de Austria y tiene quince años; se casa con el hijo del rey de Francia para afianzar las relaciones entre las dos monarquías. María Antonieta es una adolescente.
En medio de las costumbres opresivas de Versalles, de la presión para consumar el matrimonio y tener un hijo, María Antonieta se entrega a la vivencia de su adolescencia: la moda y las fiestas (por esta razón cobra sentido la banda sonora de la película; la música que acompaña a María Antonieta es el new wave de los ochenta). La opulencia de Versalles se manifiesta en la comida y en la elegancia de la ropa, de las pelucas, del mobiliario. María Antonieta parece no estar obnubilada por estos lujos; ella quiere reírse, emborracharse, ver el amanecer, comer deliciosos postres, coquetear…
La historia muestra a María Antonieta como una reina caprichosa e indiferente con el pueblo francés (por eso le cortan la cabeza durante la revolución); igual su esposo. Son jóvenes, son muy jóvenes: él sale de caza; ella se refugia en su pequeña villa junto a su hija, a sus cultivos, a sus animales domésticos. La riqueza del pueblo francés va a parar a las campañas de independencia de Estados Unidos; el pueblo se muere de hambre y tiene una reina extranjera… La reina tiene un hijo, pero parece que no es del rey: un soldado se convierte en el primer amor de la reina y será el heredero…
La revolución cada vez se acerca más; el rey, la reina y sus hijos no entienden mucho, no entienden nada…

2 comentarios:

Angry Girl dijo...

ultimamente he pensado en la peliculas de Coppola, que prefirio vivir su vida seguir haciendo peliculas... que lastima y no. el caso es que pensando en la pelis de Coppola llegue a la conclusion, de que siendo una de las poquisimas directoras mujeres, nose si alcance a identificarme con sus personajes, ella es mujer,m hace pelis de mujeres, pero creo que sus protagonistas son mujeres de mundo, cosmopolitas, niñas oprimidas por frivolidades como en este caso, o por dilemas gringos como en las virgenes suicidas o por vacios existenciales como en los in translation, y no me toca, porque tengo tanto que hacer en la vida que no tengo tiempo ni para frivolidades ni para vacios existenciales, aunque sus peliculas son hermosas

www.soloentreletras.blogspot.com dijo...

Primero vi Maria Antonieta. Me regocije con sus cuadros exhuberantes y apastelados. Me emocione con la banda sonora. Excelente. Despues, vi Las virgenes suicidas. Pero alli me pudo el vacio ante una traduccion presurosa del libro de Eugenides. Me emocione de nuevo con la musica (Air es Air) pero me quedo el sabor de esa luz de tarde que se repite entre las ramas del mismo arbol.

Un abrazo,
Andrea